reflexiones sobre el dinero
Finanzas Fáciles

Reflexiones sobre el dinero para una vida más tranquila

Durante mucho tiempo he estado preocupada por el dinero. Pero no en el sentido de desear tener mucho, de tener una vida llena de «lujos» o cubrir ciertas necesidades emocionales. No, para mí no se trata de eso. Más bien se trata de entender mi relación con el dinero, de cómo mis actos puedan estar influenciados por él y en consecuencia comprender cómo actuar mejor. La vida es tan impredecible que te obliga a hacer un gran ejercicio emocional casi cada día y de ello he sacado una serie de reflexiones sobre el dinero para conseguir llevar una vida más tranquila. Sin dejarme influenciar por todo el ruido que provoca nuestro entorno capitalista. Quiero compartirlas contigo.

REFLEXIONES SOBRE EL DINERO:

1# EL DINERO ES UNA HERRAMIENTA.

El dinero es un medio que te ayuda a conseguir un determinado objetivo. No es más que eso. Gracias al dinero podemos pagar una vivienda, la comida o un viaje ( por generalizar).

Como herramienta que es, hay que usarlo. No sentirse culpable por hacerlo, por gastar dinero. Por ejemplo, si quieres hacer un viaje en familia, puedes utilizar el dinero ahorrado como herramienta con la finalidad de pasar buenos momentos con tus seres queridos.

El dinero está para usarlo pero esto no significa que eludas presupuestos o el ahorro. Al contrario, para poder usarlo eficazmente, necesitas planificación.

Reflexiones sobre el dinero
Imagen de Peter Stanic en Pixabay

Contenido relacionado: MÉTODOS DE AHORRO, CÓMO REPARTIR TU SUELDO.

2# EL DINERO TIENE QUE SER MANEJADO CON MIMO.

El dinero hay que cuidarlo. Es importante y por lo tanto hay que saber sacarle el mayor provecho y cuidar que no nos falte para poder pagar, al menos, nuestras necesidades.

No podemos descuidarlo porque, al ser una herramienta que forma parte del mercado, siempre lo vamos a necesitar. Tenemos que aprender a generarlo, ahorrarlo, hacerlo crecer y utilizarlo con responsabilidad. La educación financiera es esencial, pero poco generalizada, por eso hay tantas personas con problemas económicos.

3# EL DINERO NO ES SINÓNIMO DE ÉXITO.

A lo largo del tiempo he aprendido que el dinero no es sinónimo de éxito. Antes sí lo creía, ya no. Y no porque considere que el dinero sea malo o quien posea mucho dinero sea «un perverso ser que lo ha conseguido a través de malas prácticas». Es por mi propia percepción de éxito.

Tener más, no significa ser más feliz ( ¡conozco tantos casos!). Apreciar lo que has conseguido hasta ahora, tener buenas relaciones personales, ver crecer a tus hijos sanos y fuertes, ser capaz de levantarte cada vez que te caes… esto es éxito para mí. Y no necesitas tener un montón de dinero para conseguirlo.

4# EL DINERO NO ES LA SOLUCIÓN A TODOS LOS PROBLEMAS.

La mayor parte de los problemas importantes de la vida, no se resuelven con dinero. Problemas de salud, de relaciones familiares o sociales, estados emocionales… son temas que nos pueden cambiar la vida y que pueden ser solventados sin dinero. Llevar una vida sana, escuchar y ser empático con los demás, conocerte a ti mismo, son actos que, sin dinero de por medio, te evitan graves problemas.

Parece que con dinero todo es más fácil, bueno, en algunos casos es así, pero no todo se arregla con él.

5# EL DINERO NO ES MALO.

El dinero en si no es malo, es el uso que se hace de él, lo que puede resultar desastroso. De hecho gracias al dinero se pueden hacer cosas maravillosas. Emplearlo para ayudar a construir sociedades mejores por medio del emprendimiento, con más oportunidades para todos, invertir en el medio ambiente…

Por el contrario, la acumulación de dinero por medios poco honestos o para fines cuestionables, es algo que no tiene que ver con el dinero en sí, sino con la moralidad del que lo posee.

6# CUÁNTO MENOS DINERO NECESITO, MEJOR VIVO.

De las reflexiones sobre el dinero que aquí expongo, esta es la que mejor he asumido. Y esto tiene mucho que ver con el agradecimiento. En el momento que aprendes a valorar y disfrutar de verdad lo que tienes, automáticamente te olvidas de acaparar más y más.

Ganar dinero supone esfuerzo, un esfuerzo que a veces tiene un precio demasiado caro. Falta de tiempo libre, relaciones personales de calidad, estrés y ansiedad, un trabajo que aborreces… algunos no estamos dispuestos a pagar este coste.

Aprecio un buen coche, un almuerzo en un buen restaurante, un viaje a la parte más recóndita del globo con las mayores comodidades, pero también valoro el poder trasladarme en bicicleta por mi ciudad, cocinar una buena cena en familia y ser capaz de viajar con un presupuesto modesto.

La tranquilidad que proporciona esta forma de ver las cosas me hace vivir mejor.

Contenido relacionado: VIDA FRUGAL Y SUS BENEFICIOS.

7# EL DINERO NO ALIVIA LAS PREOCUPACIONES.

Tanto la falta como el exceso de dinero te aporta preocupación. Hay que encontrar un equilibrio. Solemos pensar que cuanto más dinero, menos problemas.

Cuando tienes mucho dinero, es muy difícil volver atrás, por lo que tienes que cuidarte mucho de no quedarte sin él o de ir generando más y más y así mantener tu nivel de vida. Esto genera mucha preocupación pues todo lo que nos rodea influye en nuestra economía y nos podemos ver en una carrera sin fin por el resto de nuestras vidas. Con esto ni muchísimo menos quiero decir que no esté bien ganar mucho dinero, sino que el objetivo no se convierta en una obsesión que te limite en otras áreas.

Por otro lado existen preocupaciones que nada tienen que ver con la tenencia de más o menos dinero, es decir, hay situaciones que te pueden generar desasosiego y que el dinero no puede solucionar.

8# EL DINERO ES EFÍMERO.

El dinero se agota, pierde valor y tiene que ser generado continuamente. Un día lo tienes y al otro no. Además casi todo influye en él. Si tienes esto en mente, afrontarás mejor los altos y bajos en tu economía.

Esto no quiere decir que no lo cuides o que no te prepares para los tiempos difíciles. Quiere decir que no te lo tomes como una desgracia personal. El dinero es efímero para todos y cada uno de nosotros. Aprende a manejarlo eficientemente teniendo siempre presente que los momentos malos van a llegar.

EN RESÚMEN…

Todas estas reflexiones sobre el dinero son el resultado de mi experiencia personal. El haber vivido en diferentes países, conocido y compartido con gente de diferentes estratos sociales, las enseñanzas de mis padres sobre el valor de lo inmaterial, los momentos económicamente difíciles experimentados… todo ello me ha llevado a pensar lo que aquí expongo.

Se puede tener dinero y no ser feliz, también lo contrario. El dinero bien usado es una herramienta poderosa, hoy puedes tener dinero y mañana no… lo importante es darle el valor justo, ni más ni menos. También actuar con él en base a nuestra conciencia.

Te animo a buscar tus propias reflexiones sobre el dinero, es una forma encontrar cierta tranquilidad entre tanto y tanto ruido.

Un abrazo!

4 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Ver más

  • Responsable: Cristina Molina.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad