Tener en cuenta la inflación
Finanzas Fáciles

Razones para tener en cuenta la inflación

La inflación juega un papel muy importante en la economía y por lo tanto la debemos tener en cuenta a la hora de organizar nuestras finanzas personales. Es inevitable pensar en ella si queremos que nuestro dinero cunda y su gestión sea eficiente.

Vamos paso por paso para aclarar este término tan común en el mundo de las finanzas y que nos afecta tanto.

¿QUÉ ES LA INFLACIÓN?

La inflación en términos simples es el aumento generalizado de los precios de bienes y servicios de un país. Refleja la disminución del poder adquisitivo de una moneda, su pérdida de valor.

La moneda pierde valor con el paso del tiempo, hace 5 años, por ejemplo, con un euro se podía comprar un kilo de fruta. Actualmente es muy difícil encontrar este tipo de alimento a ese precio.

La unidad de medida de la inflación es el IPC, el índice de precios sobre el consumo. Con el se mide porcentualmente el crecimiento de los precios de bienes y servicios. Este índice se toma como referencia para la negociación de salarios, rentas inmobiliarias, revisión de las pensiones de jubilación…

CAUSAS DE LA INFLACIÓN

Pero ¿ qué causa la inflación? Existen diferentes motivos por los que una moneda pierde su valor a lo largo del tiempo. Vamos a ver los principales:

  • Cuando los productores auguran un aumento de los precios y buscan anticiparse subiendo ellos los precios primero. Es lo que se llama la inflación autoconstruida. Por supuesto actuando así, logran cumplir sus predicciones.
  • Cuando la demanda de un producto supera la oferta, se produce un aumento del precio del producto en cuestión. Se trata de la inflación por demanda. Un ejemplo súper ilustrativo es el aumento del precio de la electricidad en verano o en invierno, cuando más se necesita encender la calefacción o el aire acondicionado, más caro es el suministro.
  • Cuando aumentan los costes de producción como la materia prima, los costes laborales, los impuestos, etc, los productores para compensar, suben el precio de producto o servicio final. Es lo que se llama inflación por costes.

TIPOS DE INFLACIÓN

Se pueden contemplar diferentes variantes de los precios. Estas variaciones de la inflación (que pueden ser altas, moderadas, positivas, negativas…) las debemos tener en cuenta a la hora de tipificarla:

  • DEFLACIÓN: define la bajada de los precios, también llamada inflación negativa.
  • INFLACIÓN MODERADA: los precios se mantienen más o menos estables, pero con tendencia a aumentar no más del 10% anual.
  • INFLACIÓN GALOPANTE: se produce cuando un producto triplica en un año su precio provocando una pérdida de poder adquisitivo importante. Actualmente en España esto está ocurriendo con el precio de la electricidad, dejando a muchos ciudadanos y empresas con graves problemas para pagar las facturas.
  • HIPERINFLACIÓN: cuando los precios llegan a subir más del 1000%, provocando incluso que el dinero no valga absolutamente nada. Países como Venezuela (2018), Perú (1990), China (1947) o incluso Alemania ( 1922) la han sufrido y realmente estamos hablando de una situación que provoca graves crisis económicas.

RAZONES PARA TENER EN CUENTA LA INFLACIÓN

Una vez conocemos un poco más sobre la inflación, podemos intuir que tenerla en cuenta es realmente necesario para organizarnos adecuadamente. Los precios siempre van a sufrir variaciones, ha venido ocurriendo y seguirá sucediendo. ¿Cuántas veces has escuchado aquello de «yo en mis tiempos con una peseta iba al cine»? por ejemplo… y te has quedado a cuadros…

Gestionar tu dinero sin tener en cuenta la inflación te puede provocar problemas. Y esto es porque, si no tienes en cuenta las variaciones de los precios a lo largo del tiempo, tus planes de futuro pueden verse afectados negativamente.

Independientemente del tipo de vida que desees tener, el dinero va a jugar un papel importante. Todos necesitamos dinero, tanto si llevas una vida frugal como si eres de los que disfrutas a través de la posesión de cosas materiales.

Entonces, ¿en qué sentido juega un papel importante la inflación en nuestro día a día? Vamos a ver diferentes situaciones:

  • TUS INGRESOS. Mientras más ganemos mejor, esto está claro. Pero a veces esto no depende de nosotros, sino de un sueldo preestablecido en algún convenio o incluso particularmente con la empresa que te proporciona el puesto de trabajo. Si tienes que negociar o hacer frente a variaciones de sueldo, ten en cuenta la inflación. Si los precios suben, tú no deberías ingresar menos porque perderías poder adquisitivo y margen de maniobra en tu día a día.
  • TUS AHORROS. Teniendo en cuenta la inflación, tu dinero no vale lo mismo ahora que dentro de 10 años. Así no es suficiente con guardar tu dinero y esperar a que pasen los años para disfrutarlo, tienes que hacer que ese dinero te rinda. Tienes que encontrar la forma de que tus ahorros generen beneficios a lo largo de lo años, al menos para cubrir el IPC.

A continuación tienes una tabla en la que aparece reflejada la evolución de este índice en España desde 1995 a 2019. Leyendo la tabla, es fácil ver que si tienes 1.000€ en 2.010, esos 1.000 habrán perdido un 10,30% de valor en 2019. Es decir, pierden más del 10% de poder adquisitivo en 9 años.

IPC en España desde 1995 hasta 2019
Fuente: Wikipedia

  • INVERSIONES. Cuando decides invertir parte de tus ahorros es importante estudiar los beneficios que esperas recibir. Teniendo en cuenta la inflación histórica puedes tener una idea de si una inversión puede ser buena o no. Todo lo que te de un beneficio por encima de la media es recomendable.

Aquí quiero recordarte que toda inversión conlleva riesgos y casi ninguna te garantiza que beneficios pasados sean los mismos que en el futuro.

Te puede interesar: AHORRAR O INVERTIR ¿QUÉ DEBO HACER?

  • TUS PRESUSPUESTOS. Si controlas tus finanzas adecuadamente harás presupuestos de gastos habitualmente. Estos presupuestos necesitan ser actualizados no solo por el hecho de que nuestros hábitos de gasto pueden cambiar, sino también por la inflación.

Si haces presupuestos anuales y pagas un alquiler por tu vivienda, deberás tener en cuenta la posible subida que te supondría la actualización de la renta. Lo mismo ocurriría si eres tú quien cobra, tus ingresos se verían aumentados o disminuidos en función de la evolución de la inflación.

En definitiva, la inflación es una herramienta más de control que debemos usar para ser eficientes con nuestro dinero. No te olvides de ella y deja el mínimo resquicio a posibles sorpresas futuras.

Un abrazo!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Ver más

  • Responsable: Cristina Molina.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad