Presupuesta tus recibos anuales en 5 minutos
Finanzas Fáciles

Presupuesta tus recibos anuales en 5 minutos

¿Te has puesto ya a crear tu presupuesto mensual? ¿Estás seguro de que has contemplado todos tus gastos? Es habitual que cuando creamos nuestro presupuesto nos olvidemos de dos muy importantes: los gastos hormiga y los gastos anuales. Esto ocurre porque no son gastos que tengamos muy presentes y sólo nos acordamos de ellos cuando tenemos que pagarlos. Pero en realidad existe una forma y es fácil. Presupuesta tus recibos anuales en 5 minutos y no cometas fallos al presupuestar.

LOS RECIBOS ANUALES

Los recibos anuales son aquellos que pagamos de una vez, una vez al año. Estamos hablando de pagos como:

  • El seguro de hogar o automóvil.
  • Ciertos impuestos como el IBI o el de circulación.
  • Suscripciones.
  • Matrículas.

Suelen tratarse de recibos más o menos cuantiosos y se emiten en la fecha del momento de la contratación del servicio.

Si no los tenemos en cuenta a la hora de confeccionar nuestro presupuesto, podemos tener un problema para pagarlos. Sobre todo si nuestras cuentas son ajustadas y nos surgen imprevistos.

Imagínate que un mes tienes una avería en el coche que debes reparar y además tienes tus gastos mensuales y para colmo tienes que pagar el recibo del seguro de tu hogar. Es como si todo te viniese a la vez y te agobias… ¡con toda la razón del mundo!

Para evitar esto, lo mejor es planificar lo que se pueda. Evidentemente los imprevistos no se pueden planificar ( a no ser que tengas tu fondo de emergencia) pero los gastos anuales sí. Así que vamos a ver cómo hacerlo…

PRESUPUESTA TUS RECIBOS ANUALES EN 5 MINUTOS

Lo que queremos conseguir es, en resumidas cuentas, ahorrar mensualmente ciertas cantidades que vayan cubriendo estos gastos anuales. Así no tendrás problemas a la hora de pagar tus recibos y vivirás mucho más tranquilo.

Esto es lo que vamos a hacer:

  • Hacer un listado de todos los pagos anuales que debemos realizar. Además, anotaremos las fechas de vencimiento para tener claro cuándo hay que proceder con la liquidación.

Si no lo puedes hacer de memoria (esto dependerá de la cantidad de recibos que tengas) te recomiendo que accedas a la web de tu banco y saques los movimientos de un año atrás. Allí tendrás tu listado. Tendrás que tener en cuenta los recibos que pagues y no sea a través de tu entidad bancaria, así no te dejarás nada atrás.

  • Lo siguiente será ir uno por uno viendo los importes que suponen y las fechas de cobro. Anótalos en una especie de listado.
  • A continuación divide cada pago entre 12 y tendrás la cantidad que debes ahorrar mes a mes para poder abonar tus recibos cuando llegue la fecha.

¿QUE PASA EL PRIMER AÑO? ¿CÓMO LO HAGO?

Cuando quieras presupuestar tus recibos anuales por primera vez, te encontrarás, casi con toda seguridad, recibos que debas pagar en los próximos días o meses. En este caso, vas a tener que hacer lo mismo que te he explicado antes pero no te quedará más remedio que hacer frente al pago completo que te venga.

Imagínate que el próximo noviembre te pasarán el recibo del seguro de tu hogar, pero estamos en septiembre y evidentemente no te ha dado tiempo de ahorrar. Lo que tienes que hacer es ahorrar la cantidad mensual desde este mes y en noviembre hacer frente al pago total de tu recibo. No queda otra.

Por lo tanto el primer año tendrás que pagar el recibo completo y hacer el esfuerzo de apartar (también) el ahorro mensual que has calculado para el próximo pago.

Aquí tienes un ejemplo:

GASTO ANUALCANTIDAD TOTALAHORRO MENSUAL
Seguro Coche320 €26,67 €
Seguro Hogar220 €18,33 €
IBI450 €37,50 €
Matrícula Estudios3.500 €291,67 €
Presupuesta tus recibos anuales en 5 minutos- www.tusfinanzasfaciles.com

En septiembre tendrás que ahorrar 18,33€, también en octubre y en noviembre tendrás que ahorrar y además pagar los 220€ que corresponden al seguro de hogar: 238,33€ en total. Pero esto sólo será el primer año, en los siguientes no tendrás que hacer este esfuerzo.

Como ves el presupuesto de tus gastos anuales sólo te llevará 5 minutos de tu tiempo y te aportará mucha tranquilidad hacerlo.

LECTURAS RELACIONADAS: Cómo repartir tus ingresos en porcentajes, El Fondo de Emergencia, La importancia del Presupuesto de Gastos.

¿QUÉ PASA SI LOS RECIBOS SON BIANUALES?

Se puede dar el caso que te faciliten el pago de ciertos recibos en dos veces al año. Esto suele darse sobre todo con los impuestos. En este caso debemos actuar exactamente igual, sumaremos ambas cantidades y las dividiremos entre 12. Obtendremos la cantidad mensual a ahorrar.

Aquí quisiera mencionar lo que algunas compañías de seguros te ofrecen: EL PAGO FRACCIONADO. Mientras este pago fraccionado no te suponga un incremento del precio total del servicio no hay problema en aceptarlo. Ten en cuenta esta circunstancia y calcula el coste total de lo que te ofrecen (multiplica por 12 la cantidad mensual ofrecida).

Si este coste es mayor al precio original, te recomiendo no aceptarlo porque sería como si te lo financiaran y tu pagaras unos intereses por pagar a plazos. Mejor ahorra mes a mes, total pagar tienes que pagar ¿no?

DÓNDE GUARDAR EL AHORRO MENSUAL PARA TUS RECIBOS ANUALES

Esto depende mucho de ti. Si eres una persona que se controla fácilmente, puedes tenerlo en tu cuenta corriente, pero si eres de los que gasta con facilidad, hazlo en una cuenta de ahorro o cuenta aparte. No dejes que se mezcle este ahorro con tus gastos diarios porque perderás el control y te lo gastarás.

Automatiza a principio de cada mes todas las cantidades que has calculado, es fácil, rápido y efectivo. Traspasa a otra cuenta este dinero y olvídate de él. Esta es la mejor forma.

Siguiendo el ejemplo anterior, deberíamos programar una transferencia cada principio de mes de 374,17€ para estar cubiertos.

TERMINANDO…

Debes ser consciente de que este tipo de gastos son casi para toda la vida y que forman parte de tu día a día. Mientras que tengas una casa, tendrás un seguro y unos impuestos que pagar, lo mismo con el automóvil. Así que mentalízate de que se trata de gastos que vas a tener y es mejor tenerlos planificados y organizados.

De lo contrario serán una losa sobre tus hombros cada vez que tengas que abonarlos. Sin contar con que puedas no tener el dinero si no te organizas.

Tip extra: si por cualquier motivo dejas de tener alguno de estos gastos y te sientes cómodo con la estrategia, sigue guardando ese dinero. Utilízalo para invertir.

Espero que te sea de utilidad esta información, presupuesta tus recibos anuales y gana en tranquilidad.

Un abrazo!

2 Comentarios

  • Lourdes

    Muy interesante este artículo pues es verdad que los recibos anuales, semestrales o trimestrales te sorprenden cuando menos te los esperas y si no los tienes planificados, me parece que tu propuesta es perfecta, te dejan la cuenta corriente «temblando » en el mejor de los casos o con grandes problemas para hacerles frente. Un saludo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Ver más

  • Responsable: Cristina Molina.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad