Formas de ser sostenibles y ahorrar como nunca
Trucos y Estrategias para el Ahorro

Formas de ser sostenibles y ahorrar como nunca

¿ Qué significa ser sostenibles? Existen dos interpretaciones que podríamos contemplar: la capacidad de mantener algo en el tiempo y la cualidad de no ser dañino con el medio ambiente evitando el agotamiento de los recursos naturales. Tener en cuenta el Medio Ambiente y la gestión eficiente de recursos, se hacen imprescindibles. Vamos a ver algunas formas de ser sostenibles y ahorrar con ello.

Estar comprometidos con el Medio Ambiente no significa hacer un cambio drástico de vida, no tienes que vivir en medio de la jungla ni pasar necesidad. Se trata simplemente de hacer las cosas de forma diferente. Empezando con pequeñas acciones ya estamos contribuyendo a la mejora de la salud de nuestro planeta.

He investigado y practicado diferentes formas de ser sostenible con 2 fines: formar parte de un movimiento que se hace necesario y ahorrar. Las quiero compartir contigo y animarte a seguir un camino que es muy beneficioso para todos.

¿ES CARO APOSTAR POR LA SOSTENIBILIDAD?

La sostenibilidad no está limitada sólo al consumo de productos ecológicos, aún así quiero hacer referencia a los altos precios que normalmente tienen este tipo de artículos.

Cuando hablamos de productos ecológicos, vemos que los precios suelen ser más caros y éstas son algunas de las razones:

  • Están fabricados o se producen de forma artesanal. Cuando la técnica es artesanal, se necesita más tiempo para conseguir el producto final y ya sabemos que el tiempo es… dinero.
  • Se producen a baja escala. Las cantidades de fabricación no son en la misma medida que en las grandes superficies y los costes en transporte, electricidad, etc son más altos.
  • Las materias primas son más caras y de mayor calidad por lo que se encarece el precio final.

Consumir productos ecológicos forma parte de la sostenibilidad pues ayudan a reducir residuos tóxicos, son respetuosos con la naturaleza y el bienestar animal, son saludables y nutritivos.

Si quieres apostar por este tipo de consumo, puedes tener estos consejos en cuenta para que tu compra no te salga tan cara:

  • Compra en comercios locales y ahorra en transporte.
  • Compra en cantidades adecuadas a tu consumo y si compras en mayores cantidades aprende a congelar.
  • Compara precios.
  • Aprende a aprovechar bien los productos que compres. Con un mismo producto puedes hacer diferentes platos, sácales partido.

Es importante que todos apoyemos, según mi opinión y de acuerdo con nuestras posibilidades económicas, este tipo de productos porque más gente los consuma, más se abaratarán y más sostenibles lograremos ser.

Existen otras formas de apostar por la sostenibilidad que no implican un gasto superior, al revés, conseguimos ahorrar cambiando simplemente los hábitos de consumo. La sostenibilidad en sí no es cara porque aboga por el mejor aprovechamiento de los recursos que tenemos a nuestro alcance. Así que echemos mano de nuestra creatividad y busquemos las alternativas más ecológicas a cómo venimos haciendo hasta ahora.

FORMAS DE SER SOSTENIBLES Y AHORRAR CON ELLO

Ahora sí, vamos a listar algunas opciones que tenemos para ayudar a nuestro planeta consiguiendo, no solo apoyar al Medio Ambiente, sino un ahorro que nos permita gestionar más eficientemente nuestras finanzas personales.

FORMAS ECONÓMICAS Y SOSTENIBLES DE ACTUAR EN NUESTRO DÍA:

  • Cocina más en casa. Al hacerlo consumimos menos recursos económicos y logísticos. Si necesitas ayuda con esto puedes echar un vistazo a este post.
  • Al cocinar hazlo en grandes cantidades y con la olla a presión. Si cocinas un plato a la vez estarás desperdiciando tiempo y energía. Se trata de ser más eficientes en cada acto que realicemos. Aprende a congelar correctamente los alimentos.
  • Deja de comprar rollos de papel de cocina y pásate a los trapos o servilletas de tela. Duran más tiempo permitiéndote ahorrar dinero. Intenta evitar los plásticos, el cristal es fácilmente reciclable, no influye en los sabores de los alimentos y se puede reutilizar casi infinitas veces.
  • No se trata de ser vegano pero reducir el consumo de carne te va a ayudar a gastar menos y a contribuir a una menor contaminación ambiental. La carne es cara y además su producción genera elevadas emisiones de carbono, nos llevan avisando de ello mucho tiempo.
  • Si tienes jardín o terraza puedes empezar a cultivar algunos productos, que generalmente son caros, como tomates cherry, aguacates, ajos, tener algunos árboles frutales… a la larga te ahorrarán mucho dinero. ¿Has visto lo cara que está la fruta? Pero si eres de los que sólo puedes contar con el alféizar de las ventanas, cultivar plantas aromáticas es una buena opción. Puedes leer este post de GREATIST donde encontrarás cómo cultivar diferentes frutas y verduras.
  • Aprovecha al máximo los alimentos, no desperdicies, invéntate formas de cocinarlos o acude a las recetas de aprovechamiento. Otra opción es comprar sólo lo que se necesita ¿Por qué comprar un kilo de zanahorias si vas a consumir sólo 2 piezas? Si sales a comer fuera y te sobra comida en el plato, no te de apuro pedir que te la preparen para llevar (y si puedes llevar tu propio envase, mejor).
  • Cocina más con el microondas, ganarás tiempo y consumirás menos energía.
  • Cuando te duches, hazlo en menos tiempo. El agua es un bien muy preciado que debemos administrar lo mejor posible, riega con el agua sobrante de cocer verduras o pasta (recuerda no añadir sal o aceite a la cocción). Cierra los grifos, no dejes correr el agua, es como tirar tu dinero por la ventana.
  • Entre los hábitos sostenibles más importantes, de hecho es una de sus bases, está el no derrochar energía. Invertir en aislar bien tu casa, las ventanas y puertas son la mayor vía de escape del calor o frío. Es una inversión que te hará ahorrar mucha energía y dinero. Desenchufa lo que no estés usando.
  • Vive en casas pequeñas. Sé que para algunos puede llegar a ser algo impensable pero vivir en una casa o piso grande supone un derroche de energía y dinero enorme. Las facturas de una vivienda de 70m2 no tienen nada que ver con las de una de 150. Es mucho más sostenible una residencia pequeña.
  • Si puedes arreglar las cosas que se te rompen, hazlo. Utiliza hasta que sea imposible hacerlo, alarga la vida de lo que poseas. También puedes buscar una segunda opción de uso antes de tirar nada. Recicla!
  • Lava con agua fría cada vez que te sea posible y usando la mitad de detergente que te indican los fabricantes. Puedes añadir vinagre de limpieza al lavado para potenciar la acción del detergente y los colores, eliminar olores y lograr más suavidad en tu ropa. El vinagre es producto ecológico y muy barato.
  • Alquila o pide prestadas esas cosas que sabes que vas a utilizar poco. No gastes dinero en ellas: abrillantadoras de suelo, aspiradoras, tiendas de camping, máquinas de limpieza al vapor…
  • No compres cosas de un solo uso. Por ejemplo, los productos de higiene femenina, son un gran gasto y además su fabricación supone un elevado consumo de recursos. En el mercado ya existen alternativas ecológicas que deberías contemplar.
  • Si puedes, contempla la energía solar como alternativa energética. Se ahorra mucho dinero y además consigues energía limpia. Prueba los cargadores solares para móviles.
  • Piensa en el coche como si fuera un artículo de lujo. Haz todos los trayectos que puedas andando, en bicicleta o en transporte público. Si tienes que coger el coche, organízate para hacer el mayor número de traslados posibles ese mismo día.
  • En la oficina, cuando tengas que imprimir, hazlo a doble cara y apaga todos los aparatos electrónicos cuando termine tu jornada. Ten alguna planta para purificar el aire y haz uso de la luz natural. ¿Sabías que las plantas mejoran la productividad?

PARA TERMINAR…

El tipo de consumo que hagamos está directamente relacionado con la sostenibilidad del sistema. Nuestro planeta está en peligro y debemos ser responsables de un giro hacia estilos de vida más sostenibles y respetuosos.

Si eres de lo que piensan que tú solo no vas a evitar la degradación de nuestro entorno, estás equivocado. La suma de todas estas acciones hace que podamos vivir rodeados de menos contaminación y por ende en un entorno más saludable (nosotros y las generaciones venideras).

Además de estas formas de ser sostenibles puedes realizar otras que sean más estrictas, es tu opción. Estos pequeños cambios en tu rutina te ayudarán a gastar menos por lo que no deberían existir excusas para no llevarlos a cabo.

Gestionar eficientemente nuestro dinero, ahorrar y, en definitiva, ser responsables con la administración de nuestros recursos económicos también es sostenibilidad.

Un abrazo!

2 Comentarios

  • Lourdes

    Hola Cristina, estoy totalmente de acuerdo contigo, y me parecen muy adecuadas tus reflexiones sobre la sostenibilidad ya que cada vez son más frecuentes las tragedias ambientales que ya pocas personas (a no ser que tengan intereses inconfesables) niegan que sean resultado del cambio climático . Si podemos aportar nuestro granito de arena y encima ahorramos pues estupendo . Un saludo

    • TusFinanzasFáciles

      Hola Lourdes!! Todos podemos hacer algo, incluso si nos parece insignificante. Nuestros actos influirán, para bien o para mal, en nuestro entorno. Además nuestras finanzas personales, sin duda alguna, se verán beneficiadas. Un abrazo y gracias por comentar!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Ver más

  • Responsable: Cristina Molina.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad