las emociones y su valor en tus finanzas personales
Finanzas Fáciles

Las Emociones y su valor en tus Finanzas Personales.

¿Has utilizado alguna vez las compras para evitar una situación emocional incómoda? ¿Suponen las compras para ti un revulsivo para cuando te sientes triste, estresado o deprimido? ¿Cómo te has sentido después de hacerlo? A mí alguna vez me ha pasado, lo tengo que reconocer, pero en el momento que fui capaz de reconocer esos momentos y analizarlos cambié mi forma de actuar. Las emociones tienen un valor en tus finanzas personales. Este valor puede ser pésimo si no somos capaces de manejar lo que sentimos. Por ello merece la pena hablar de ello.

Creo que a casi a todo el mundo le pasa o le ha pasado en algún momento de su vida. Te sientes triste o deprimido y te vas de compras o enciendes el ordenador y empiezas a navegar por tiendas virtuales. Adquirir algo, se convierte en una solución a tus problemas en ese momento. Por unos instantes te olvidas de «tus cosas», te mantienes ocupado y crees que las malas sensaciones se han esfumado…

Tener esta actitud cada vez que tus emociones negativas te abordan, le restan valor a tus finanzas. Si compras cosas cada vez que te sientes mal, tienes o vas a tener un problema más adelante. Gastar para sentirte mejor es una «solución» rápida a esos momentos de malestar emocional, eso es lo que piensas, pero en realidad estás creando una cortina de humo y lo sabes.

Creo que existen dos circunstancias que se combinan a la perfección para que muchas personas pasen por la experiencia que estoy describiendo:

  1. El desconocimiento de nosotros mismos.
  2. La creencia de que mientras más tengamos, más felices seremos.

Cuando nos embarga una sensación de tristeza, enfado o insatisfacción, debemos entender los motivos por los que nos sentimos así. Debemos conocernos, saber que somos nosotros los que tenemos que encontrar la forma de superar estos momentos. Ahonda en tus sentimientos en vez de enmascararlos con la acción de comprar, que sólo te va a dar un bienestar momentáneo y que no te va a llevar a NADA.

Por otro lado, vivimos en la sociedad del consumismo. Personalmente me siento muy identificada con los movimientos tipo «Gasto Cero», «Slow Life», » Minimalismo», » Hazlo tú mismo o DIY»…Todos ellos abogan por frenar nuestro ritmo de vida, disfrutar de las cosas y experiencias sencillas y, sobretodo, dejar de consumir frenéticamente. Estas formas de vida consciente te llevan a entender que gastar tu dinero debe ser algo premeditado y estudiado, no impulsivo, por lo que van a aportar un gran valor a tus finanzas personales.

EMOCIONES RELACIONADAS CON EL DINERO

Cuando gastas dinero compulsivamente, sin planificarlo o pensarlo previamente, estás huyendo de ciertos sentimientos que te hacen sentir incómodo. Estas emociones pueden ser aburrimiento, angustia, autocrítica, ira, soledad…

Lo que quieres encontrar es entretenimiento, relajarte y dejar de pensar en lo que te preocupa, ser diferente a lo que realmente eres, no sentirte excluido, la esperanza de un futuro mejor…

Lo importante es reconocer estas situaciones para poder hacer algo al respecto. Comprar compulsivamente no te va a ayudar. Te da, quizás, un subidón de autoestima momentáneo pero en poco tiempo te viene la sensación de arrepentimiento.

Cambia tu forma de pensar, SÍ hazlo. Observa sin juzgar, ábrete a entender lo que sientes y por qué lo sientes.

Debes centrarte en ti y aceptarte. Eres especial y únic@ por lo que debes valorar más lo que eres y pensar que tus posesiones no te definen. Procura que tus emociones aporten un valor positivo a tus finanzas personales para poder estar más tranquilo.

Emociones y su valor en tus finanzas personales

PREGUNTAS PARA VALORAR TUS EMOCIONES EN EL ENTORNO DE LAS FINANZAS PERSONALES

Para controlar el impulso de las compras irracionales puedes seguir este patrón:

Una vez que quieras comprar algo, para y piensa. Date un tiempo antes de proceder. Este tiempo puede ir de las 24h a un mes si se trata de una compra importante. Intenta racionalizar tu impulso, el mundo no se acaba si aplazas esa compra.

Debes hacerte varias preguntas como por ejemplo: ¿Realmente lo necesito? ¿Puedo sustituirlo por otra cosa que ya tenga? ¿Qué beneficios me va a aportar la compra? ¿Es útil o lo compro sólo porque me hace sentir mejor tenerlo? ¿Por qué me ha surgido esa necesidad de comprar?

El acto de pararte a pensar y tomar la decisión de no comprar (lo has meditado y te has dado cuenta de que no es necesario adquirir) es mucho más satisfactorio que el haber hecho esa compra compulsiva. Te has controlado y no te has dejado llevar por un impulso emocional. Ese control te hace sentir más fuerte, más firme y te da mucha seguridad. Créeme, una vez que lo consigues, vas a seguir haciéndolo en el futuro y te va a ayudar muchísimo en controlar el buen estado de tus finanzas personales.

REEDUCACIÓN FINANCIERA

La relación que tenemos con el dinero en gran parte se debe a la educación recibida, a lo que hemos vivido o presenciado desde niños. Si nos hemos criado en un ambiente en el que comprar ha sido sinónimo de bienestar, de descontrol del gasto, eso es lo que vamos a desarrollar en nuestra vida adulta. Si por el contrario, nos han enseñado desde pequeños la importancia de disfrutar de las pequeñas cosas o experiencias, del ahorro, de saber que hay personas que son capaces de ser felices con menos, lo tendremos más fácil.

Esto no significa (si tu caso es el del primer ejemplo) que no podamos llegar a cambiar nuestra forma de actuar frente a las compras. Antes te hablaba de ciertos movimientos que están teniendo un gran auge en los últimos años. Te invito a que profundices en ellos. Empápate de sus principios, consejos, ideas, aprende que existen otras formas de relacionarte emocionalmente con el dinero. Simplifica y consigue cierta tranquilidad financiera. No está de más que leas y te informes sobre como organizarte financieramente (aquí puedes conseguir una guía GRATIS y eficiente para empezar).

También te puede interesar saber sobre Presupuesto de Gastos o Fondos de Emergencia.

El valor que pueden tener tus emociones en tus finanzas personales depende de ti. Analízalas, no te dejes llevar por el momento, conseguirás racionalizar mejor el gasto y en consecuencia aprender a ser feliz con lo que has conseguido hasta ahora que seguro no es poco.

Un abrazo!

7 Comentarios

  • Vanesa

    Gracias por este artículo. A mi me ha sucedido esto. Durante una época, sentía que llenaba mis vacíos comprando cosas que en realidad no necesitaba. Muy de acuerdo contigo en que hay que detectar las emociones que generan estos comportamientos, y cambiar el pensamiento. Un saludo.

  • Lourdes

    Totalmente de acuerdo con este artículo. Actualmente esto se ve agravado con la posibilidad de comprar sin moverte de casa, con productos que se te presentan muy apetecibles , no muy caros y que te hacen sentir que no podrás vivir sin ellos. Tienes que pararte, reflexionar y vencer la inclinación hacia una compra compulsiva

    • TusFinanzasFáciles

      Hola Lourdes. Personalmente, soy afortunada en este aspecto, ya que no me resulta difícil rechazar las compras que «no me convienen». Pero he de decir que ha sido resultado del estudio profundo de lo que realmente me hace feliz y de saber reconocer mis emociones…

  • Lourdes

    Totalmente de acuerdo con tu artículo. Además actualmente que podemos comprar desde casa abriendo páginas en donde se nos presentan de manera muy apetecibles multitud de objetos, muchos de ellos no sabíamos ni que existían, otros muy baratos y que automáticamente pensamos que no podremos vivir sin ellos , por lo que más que nunca hay que pararse y reflexionar , para lo cual tenemos que estar bien preparados .

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Cristina Molina.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Raiola Networks SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad