El ayuno financiero como método rápido de ahorro
Finanzas Fáciles

El ayuno financiero como método rápido de ahorro

Posiblemente una de las mejores técnicas para guardar dinero sea esta que te voy a explicar. El ayuno financiero como método rápido de ahorro es muy efectivo para aquellos que necesitan reunir dinero en un espacio corto de tiempo. Pero, ¿en qué consiste?

El ayuno financiero se basa básicamente en dejar de gastar dinero por un determinado periodo de tiempo.

Pero esto no se debe hacer a lo loco, debe existir una planificación previa, unas reglas a las que atenerte durante el tiempo que elijas.

EL AYUNO FINANCIERO COMO MÉTODO RÁPIDO DE AHORRO

El ayuno financiero es un reto. Es un desafío que consiste en no gastar más que en lo estrictamente necesario para vivir. Para ello debes organizarte antes y tener claras una series de cuestiones que te van a ayudar a conseguir superarlo con éxito.

PUNTOS A TENER EN CUENTA:

  • DURACIÓN.

Debes proponerte un espacio de tiempo en el que llevarás a cabo tu ayuno financiero. Puedes empezar por un periodo pequeño para probar, por ejemplo una semana. Pero lo recomendable, y sobre todo para que surta efecto, es hacerlo entre 21 y 30 días.

¿Por qué mínimo los 21 días? porque a partir de este tiempo es cuando está demostrado que después de repetir ciertas acciones, las adquirimos como hábitos. Así que, aunque el ayuno financiero sea considerado como un reto, lo podemos incluir como método de ahorro habitual en nuestras vidas y sin mucho esfuerzo.

  • QUÉ SE PUEDE COMPRAR Y QUÉ NO.

Este punto es el quid del reto. Sólo podemos comprar lo estrictamente necesario. Productos de alimentación e higiene que podamos necesitar. Y hablo de productos básicos, no incluyo los caprichos culinarios o esa crema súper cara que crees necesitar.

Y ¡ojo! no vale hacer trampas, antes de empezar con tu ayuno financiero (y teniendo en cuenta que es un método de ahorro) no puedes abastecerte de todo unos días antes. Es decir, no debes hacer el gasto antes de iniciar para tener tu frigorífico o armarios llenos.

Si lo haces, estás quitándole todo el sentido. Se trata de realizar el ayuno desde el punto en el que te encuentras, no desde la abundancia. Si haces el gasto antes, de poco sirve retraerte durante 21 días. De hecho no te retraes, simplemente ya has realizado el desembolso de dinero.

  • PAGAR EN EFECTIVO O TARJETA.

Lo más eficiente sería pagar en efectivo los gastos básicos que pudieras tener durante el tiempo establecido, sobre todo si eres de los que no revisa diariamente tu cuenta bancaria. Así te será más fácil llevar el control. Pagar con monedas y billetes te ayuda a crear «memoria del gasto».

Si decides usar la tarjeta que sea la de débito, olvídate de la tarjeta de crédito en estos días.

  • MONITORIZA TUS GASTOS.

Apunta cada uno de los gastos que vayas realizando, así al final del reto tendrás una información súper valiosa. Sabrás cuánto dinero necesitas en realidad para tus gastos básicos y en un futuro puedes hacer un presupuesto mensual más acorde con tu realidad.

VENTAJAS DEL AYUNO FINANCIERO COMO MÉTODO DE AHORRO

1. Vas a ser consciente de tu patrón de gasto. Es decir, vas a ver como te comportas habitualmente cuando se te presenta la oportunidad de gastar y la cantidad de dinero que te dejas en cosas que no son necesarias.

2. Durante este tiempo, vas a ahorrar lo suficiente como para darte cuenta que siempre hay algo que podemos hacer por nuestro dinero y que el ahorro es posible, incluso si crees que tus ingresos no te lo permiten.

3. Al monitorizar los gastos (o llevar un control anotándolos) vas a facilitar la creación de presupuestos mensuales más ajustados y acordes con tu realidad. Esto te va a ayudar a gestionar mejor tus recursos.

4. Vamos a ser capaces, en el futuro, de resistirnos a las tentaciones a causa de las restricciones que nos vamos a imponer durante el ayuno. Esto se traduce en un mayor autocontrol ante el derroche de dinero.

INCONVENIENTES DEL AYUNO FINANCIERO

  1. No es un método que puedas sostener durante largos periodos de tiempo. Va a llegar un momento en el que tendremos que realizar algún gasto que se salga de lo establecido. Para solventar este inconveniente, lo aconsejable es realizar el ayuno financiero varias veces al año durante 21 o 30 días. No más de esto, si no se puede convertir en un sacrificio demasiado grande que nos puede llevar al efecto contrario. A gastar como si no hubiese un mañana una vez que terminemos nuestro desafío.
  2. No todo el mundo es capaz de diferenciar lo básico o necesario dentro de sus gastos. Hay que ser estrictos en esto y para ello no estaría de más pedir a algún familiar o conocido que te ayude a identificar lo que necesitas y no lo que deseas.
  3. Debes tener un control muy estricto tanto de lo que gastas como de lo que no. Y esto supone dedicación y trabajo ya que tienes que anotar cada vez que compras algo y cuando no lo haces. Es decir, si se te presenta la oportunidad de comprar algo que no necesitas durante el tiempo que dura tu ayuno financiero, debes apuntarlo para saber cuánto te has ahorrado.
  4. Tienes que ser muy riguroso con el objetivo del reto ( comprar sólo lo necesario), debes estar muy mentalizado para cumplir y esto le supone a muchas personas algo muy difícil de conseguir. Por el contrario, si lo logras, no sólo vas a ahorrar sino que verás que eres capaz de algo claramente importante, controlar tus impulsos.

COSAS QUE PUEDES HACER DURANTE EL AYUNO FINANCIERO

Atreverte con el ayuno financiero no significa que durante el tiempo que dure te quedes encerrado en casa sin hacer nada o que vivas durante 21 días una experiencia «dolorosa».

Puedes hacer un montón de cosas que te hagan superar el desafío de una forma más cómoda. Estas son algunas acciones que te pueden inspirar durante estos días:

  • Visita la librería pública y lee lo que quieras.
  • Pasea por tu ciudad y pásate por lugares que hace tiempo que no visitas (infórmate antes de aspectos curiosos de la zona).
  • Haz un picnic.
  • Aprovecha para poner orden en casa.
  • Planea tus menús de comida.
  • Planifica tu próximo viaje.
  • Sal con tu cámara de fotos y busca inspiración, quizá puedas vender tus fotos en un banco de imágenes…
  • Saca tus juegos de mesa y pasa un buen rato con tu familia o amigos.
  • Haz rutas en bicicleta.
  • Confecciona un presupuesto para cuando termine el reto.
  • Comienza a estudiar un idioma.
  • Aprovecha para darte de baja de los correos electrónicos de las tiendas a las que estés suscrito.

Lectura relacionada: 33 FORMAS DE AHORRAR EN TU DÍA A DÍA

PARA TERMINAR…

El ayuno financiero como método rápido de ahorro es muy sano tanto para tus finanzas como para tu educación emocional.

Igual que nuestro cuerpo nos pide de vez en cuando regular lo que ingerimos para ponernos a tono, el estado de nuestras finanzas puede requerir en algún momento un tiempo en el dejemos de gastar y nos centremos.

Si consigues llevarlo a cabo es muy posible que en 21 días o un mes hayas podido ahorrar bastante dinero, dependiendo, claro está, del nivel de gastos superfluos que normalmente realices.

Poner en práctica este método varias veces a lo largo del año es muy útil porque terminas adquiriendo el hábito de pensar muy bien cómo gastar y en consecuencia, racionalizas mucho mejor tus ingresos.

Un abrazo!

2 Comentarios

  • Lourdes

    Como siempre muy interesante el artículo. En definitiva creo que de lo que se trata es de diferenciar claramente los gastos absolutamente necesarios (en general no son tan cuantiosos) de aquellos que no lo son, lo de llevar por escrito los gastos diarios me parece importantísimo para este fin. Me parece bien el plazo de tiempo para hacer ese ayuno financiero del que hablas y , sobretodo, intentar hacerlo de manera rutinaria. Un saludo

    • TusFinanzasFáciles

      Hola Lourdes, gracias por tu comentario. El escribir los gastos ayuda mucho, más de lo que pensamos, pues la mente nos juega a veces malas pasadas y tendemos a olvidar lo que queremos dejar atrás… Si además apuntamos lo que dejamos de gastar, veremos claramente el resultado positivo del ayuno financiero. Un saludo!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Ver más

  • Responsable: Cristina Molina.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad