Despensa low cost
Trucos y Estrategias para el Ahorro

Despensa Low Cost Para Ahorrar al máximo En Comida

Hay momentos en los que ahorrar se convierte en una necesidad prioritaria. Nuestros ingresos requieren una buena gestión para llegar a fin de mes. Revisar todos nuestros gastos y reducirlos es la forma de hacerlo. En esta ocasión vamos a ver cómo armar una despensa low cost para ahorrar al máximo en comida.

Ten en cuenta que los consejos aquí dados son para casos de extrema necesidad en los que reducir el gasto es la única forma de aguantar una mala situación que estemos atravesando.

Los gastos en comida son de los más importantes en un presupuesto familiar. Si realmente te encuentras en una situación económicamente complicada, debes hacer recortes o al menos hacer unos cambios en tus hábitos alimenticios.

Estos cambios pueden hacerte reducir tu gasto de forma considerable y sin renunciar a una alimentación equilibrada, que es lo importante…

Tener una despensa low cost significa comprar los alimentos saludables más económicos para ajustar tu presupuesto lo máximo posible. Así lograrás adaptarte a tu nueva situación económica gastando menos o ahorrando más, dependiendo de lo que necesiten tus finanzas en un momento dado.

CÓMO EMPEZAR UNA DESPENSA LOW COST

Para que sea más fácil vamos a clasificar los alimentos por los nutrientes que nos aportan, así veremos claramente lo saludable que puedes comer a pesar de gastar poco en alimentación.

1# LÁCTEOS Y DERIVADOS: aportan proteínas, vitaminas y minerales, sobre todo, vitamina A y Calcio.

Alimentos a tener en cuenta: Leche, yogures y quesos. Los quesos puedes comprarlos y mantenerlos en aceite para que te duren más tiempo.

2# CARNES, HUEVOS Y PESCADO: todos con altos porcentajes de proteínas. Pueden ser grasos pero existen dentro del grupo alternativas muy saludables.

Alimentos a tener en cuenta: Carnes: cerdo, pollo y conejo. Pescados: sardinas, jureles, atún en lata. Huevos.

3# TUBÉRCULOS, LEGUMBRES Y FRUTOS SECOS: ricos en hidratos de carbono, aportan fibra y energía al organismo.

Alimentos para tu despensa low cost: Patatas, batatas, lentejas, garbanzos, alubias, soja, nueces y pipas de girasol.

Imagen de ExplorerBob en Pixabay

4# HORTALIZAS Y VERDURAS: aportan una gran cantidad de minerales y vitaminas, también fibra y son bajas en calorías.

Cuando las compres frescas intenta que sea de temporada. Las congeladas son una buen opción para consumir también.

Alimentos para comprar: zanahorias, tomates, lechuga, acelgas, khale, col, pimientos, cebolla, calabaza, coliflor.

5# FRUTAS: contienen muchas vitaminas y fibra y generalmente tienen bajo aporte calórico.

Frutas baratas para comprar: Plátanos, manzanas, peras, naranjas, sandía y melón.

6# PAN, PASTA, AZÚCAR Y DULCES: alto valor energético, hidratos de carbono y minerales.

Alimentos aptos para una despensa low cost: pasta, arroz, centeno, avena, maíz y harinas. No voy a recomendar dulces procesados pero sí el chocolate con alto nivel en cacao (85%) o la miel.

7# ACEITES: son la grasa líquida obtenida por presión de distintas semillas o frutos y necesarios en nuestra cocina.

Los aceites vegetales como el de oliva o girasol.

PLATOS PARA COCINAR CON UNA DESPENSA LOW COST

Está muy bien esto de saber qué alimentos podemos comprar para gastar menos en comida, pero ¿Qué podemos cocinar con ellos? Voy a darte un listado (con enlaces a otras páginas) para que veas que existe una alternativa menos costosa a la hora de alimentarnos sin renunciar a la calidad y creatividad.

ALGUNOS CONSEJOS EXTRA…

Imagen de Couleur en Pixabay
  • Siempre es más barato comprar legumbres secas que las cocidas y que vienen en bote.
  • Lo mismo ocurre con la pasta, la seca es mucho más barata que la fresca.
  • Las latas de tomate son baratas y muy versátiles. No deberían faltar en tu despensa.
  • Incluye especias, son baratas y conseguirás sabores diferentes y atractivos. El curry, comino, cúrcuma, pimentón o la canela son algunos ejemplos.
  • En cuanto a las hierbas aromáticas como la albahaca, el cilantro o el tomillo las puedes consumir de tus propias macetas, son más económicas que los paquetitos que te venden en el supermercado.
  • Si eres de los que te encanta salir a comer fuera o pedir a domicilio para comer cosas diferentes, equípate para cocinarlas tú mismo. Una cena tex-mex, un plato indio, un english breakfast… todo ello lo puedes hacer en casa sin problemas y con los elementos de una despensa low cost.
  • Haz tus propios snacks si te gusta comer entre horas: palomitas, barritas de cereales, consume frutas, galletitas… es mucho más barato y saludable y no tan difícil de cocinar. No consumas procesados, son más caros y menos sanos.
  • Las harinas te ayudan a espesar, hacer tortitas y pan, hornear bizcochos y galletas deliciosos. Incluso puedes hacerlas tú mismo con garbanzos o avena.

Esto te puede interesar: 8 FORMAS DE AHORRAR EN EL SÚPER, CÓMO HACER UN MENÚ SEMANAL.

PARA TERMINAR…

Tener una despensa low cost, no solo te va a ayudar a ahorrar mucho dinero sino que te alejará de la tentación de gastar en cosas caras que arruinen tu presupuesto.

Existen muchos productos que se pueden comprar sin descalabrar tus ingresos, está atento a las ofertas y compra sólo lo que necesitas, si te apetece un capricho, hazlo tú mismo.

En resumen, los alimentos más económicos y útiles para comprar y almacenar en tu despensa, frigorífico o congelador serían:

Harinas, azúcar, levadura, cacao, miel, leche, queso y yogur.

Pasta seca, arroz, avena, especias, legumbres secas.

Pollo, carne de cerdo y conejo, huevos, aceite de girasol y de oliva ( no es el más económico pero sí muy sabroso y saludable).

Verduras frescas de temporada o congeladas, entre las más económicas: zanahorias, lechuga, tomate, acelgas, espinacas y la patata como tubérculo rey.

Plátanos, manzanas, peras, sandía y melón.

Espero que este post te sirva de guía porque, de verdad que si tu presupuesto en comida está por las nubes, con estos productos tienes garantizado el ahorro a la vez que una alimentación sana.

Por último, si te parece que le puede ayudar a alguien más esta información puedes compartirla…

Un abrazo!

2 Comentarios

  • Lourdes

    Me parece interesante el artículo pero yo añadiría que es muy importante especializarse en la comida de aprovechamiento…croquetas, ensaladas con el pescado frito que sobre o tortilla de pescado sobrante, albóndigas con un resto de carne en salsa….y, sobretodo, nunca tirar comida, hacer la justa y la que sobre …ya sabemos….¡¡la aprovechamos!!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Ver más

  • Responsable: Cristina Molina.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad