Crees que no puedes ahorrar
Trucos y Estrategias para el Ahorro

¿Crees que no puedes ahorrar? 3 Ideas para motivarte

A muchos les cuesta ahorrar y otros parece que lo llevan de serie. Entiendo perfectamente por qué algunas personas no son capaces de conseguirlo, hoy en día es complicado, no vamos a negarlo. Si eres de aquellos que crees que no puedes ahorrar, necesitas estas 3 ideas para motivarte y cambiar tu rumbo financiero. Recuerda que el ahorro es FUNDAMENTAL (sí, con mayúsculas y en negrita).

Primero me gustaría que nos pongamos en situación.

¿POR QUÉ CREES QUE NO PUEDES AHORRAR?

Las circunstancias de cada uno son determinantes para poder responder esta pregunta. Pero también lo es la fuerza de voluntad de la que se disponga.

Estas son algunas de las razones por las que puede que no estés consiguiendo tus objetivos de ahorro:

  • NO TIENES UN PLAN DE AHORRO. Sabes que debes ahorrar pero no entiendes la verdadera importancia del acto en sí para conseguir objetivos futuros. Un plan de ahorro te ayuda a seguir unas estrategias que te llevarán a apartar cierta cantidad de dinero para hacer algo más adelante.

Si quieres ahorrar para sustituir tu ordenador, por ejemplo, debes trazar el siguiente plan: averigua el precio de la computadora, divide el precio en los meses que vas a tardar en adquirirla y aparta esa cantidad mensual a tu cuenta de ahorros.

Como ves la anticipación es importante porque consigues tiempo para cumplir tu objetivo.

  • NO TE GUSTA PENSAR A LARGO PLAZO. Claro que la vida son dos días y que hay que vivir el presente. Pero esto no te exime de ser consciente de que necesitas vivir bajo un techo o que tendrás que guardar dinero para cuando tengas que jubilarte.

Vivir al día está super demostrado que no es lo mejor para tus finanzas. No te queda más remedio que pensar en el futuro.

Además el largo plazo es fundamental para que tus ahorros crezcan consistentemente.

  • NO GANAS LO SUFICIENTE. Se suele escuchar mucho últimamente que, en mi país, existen muchos trabajadores que no ganan lo suficiente para subsistir. Se han extendido tanto los trabajos precarios con condiciones económicas tan bajas que, unido a la continua subida de los precios, hay personas que aún yendo a trabajar todos los días, no les llega para pagar servicios básicos.

Si este es tu caso, tienes difícil poder ahorrar pero aún así, si haces un presupuesto, entiendes a dónde va tu dinero y logras gestionar más y mejor tus ingresos puede que consigas ahorrar algo. De todas formas debes buscar alguna alternativa a esos ingresos que no son suficientes. Encuentra la forma de aumentarlos.

Lectura recomendada: HACER UN PRESUPUESTO y LA GESTIÓN DE RECURSOS PROPIOS COMO HERRAMIENTA FINANCIERA.

  • TU FUERZA DE VOLUNTAD ES MÍNIMA O NULA. Aunque sepas que es necesario tomar el paso, no logras conseguir afianzarlo. Encuentras rápidamente otra forma de utilizar tu dinero con excusas que te autoconvencen y que no te permiten conseguir tu objetivo de ahorro. Tiendes a pensar que siempre habrá tiempo para ahorrar y que si no lo haces este mes, lo harás el siguiente. Siempre crees que podrás ahorrar en el futuro sin caer en que se puedan dar circunstancias inesperadas que no te lo permitan.

El caso es que el siguiente mes encontrarás otra forma de evadir tu compromiso y así sucesivamente. Al final nada de ahorro.

Ahora sí vamos con lo que podemos hacer para revertir esta situación que no nos deja avanzar en un acto tan importante como EL AHORRO.

IDEAS PARA CONSEGUIR AHORRAR Y NO DESISTIR:

Lo sé, a veces es difícil ahorrar. Pero cuando te mentalizas, es mucho más fácil conseguirlo. Y no va a importar que ganes poco o que tengas imprevistos, puedes hacerlo. He comentado en otras ocasiones que lo importante es empezar aunque sea con cantidades pequeñas. Crear el hábito es lo fundamental.

Yo misma tengo en ocasiones que hacer un trabajo motivacional para mantenerme en línea con el ahorro. Sí, a todos nos gusta tener esto y aquello o vivir una experiencia u otra, en realidad, todos tenemos deseos que queremos cumplir. Y casi todos los deseos necesitan de dinero para ser alcanzados.

Voy a contarte 3 ideas que utilizo para cuando se hace cuesta arriba ahorrar. Con ellos mantengo la intención de ahorrar constantemente y he conseguido hacer realidad muchos planes que, sin ahorros, hubieran sido imposible llevar a cabo. Te pueden venir muy bien si eres de los que crees que no puedes ahorrar. Vamos…

  • Piensa en tu YO FUTURO. Esta es la idea que mejor me funciona. Cuando piensas en cómo te quieres ver viviendo en los próximos años o, mejor, cuando te llegue el momento de retirarte, te estás motivando para llegar a una meta.

Vas a necesitar crear ciertas circunstancias que te lleven a ello y sabiéndolo de antemano, sabes que tienes cierto margen para prepararte. Hazlo, prepárate y ahorra para conseguir llegar a dónde quieres y cómo quieres.

Si te acuerdas de esto cada vez que te entren las ganas de gastar tu dinero en algo que no te aporte valor, vas a desistir. Guarda ese dinero para más adelante, lo vas a necesitar aunque ahora creas que no.

  • Conoce tus prioridades. Priorizar es muy importante a la hora de construir un buen ahorro. Si te centras en lo que de verdad te sirve, vas a tener mucho más fácil hacer lo correcto y ahorrar.

Un ejemplo: estás en la calle, pasas por delante de un escaparate y ves algo que, a primera vista, te apetece comprar. Pero a la vez, te acuerdas de que estás ahorrando para un viaje especial las próximas Navidades. ¿Qué haces gastarte el dinero o decides contenerte? Ese dinero que puedes gastar en este preciso momento, te puede venir muy bien para tu viaje, que es lo que llevas un tiempo deseando hacer… Es tu prioridad, así que evitas la compra y guardas para tu objetivo prioritario.

Márcate prioridades para ahorrar, rétate a ti mismo y cuando tengas la posibilidad de gastar, piensa en ellas y aparta el dinero. El ahorro está garantizado.

  • Relaciona los precios con lo que ganas por hora trabajada. Es una idea muy efectiva para no gastar en tonterías. Si cada vez que piensas en gastar tu dinero calculas lo que debes trabajar para pagarlo, te aseguro que las ganas de hacerlo se desvanecerán casi de inmediato. Conseguirás ahorrar ese dinero en vez de gastarlo y estarás más cerca de tu objetivo.

Si para comprar un vestido, que se te ha antojado, debes gastar, por ejemplo, 60€ y necesitas trabajar 6 horas para ganarlos, ¿de verdad que te merece la pena? Párate y piénsalo. Lo más seguro es que no hagas la compra aunque te lo puedas permitir. Ahorra esos 60€.

Aquí suele entrar en juego el típico pensamiento: » Me lo merezco porque para eso trabajo», sí pero piensa que, si te gastas el dinero en vez de ahorrarlo, precisamente porque trabajas, deberías ser capaz de estar preparado para imprevistos, para tu retiro ( que aunque lo veas lejano, está ahí), para ser independiente de verdad y no necesitar la ayuda continua de los demás…

CONCLUSIÓN

Ahorrar no es una tarea fácil, pero con una buena serie de ideas que incorporemos en nuestro día a día, se puede conseguir. Teniendo en cuenta los motivos por los que crees que no puedes ahorrar, puedes trabajar por superarlos:

  • Si ganas poco, trabaja más horas o cambia de trabajo.
  • Si no tienes un plan de ahorro, hazte con uno propio.
  • Trabaja tu fuerza de voluntad con las tres ideas que te he expuesto anteriormente.
  • Es bueno vivir en el presente, pero hay que pensar a largo plazo, porque lo normal es que nuestras vidas sean largas y tengamos que estar cubiertos en el futuro.

Si estás interesado, estos temas te pueden ayudar: CÓMO AFRONTAR EL FUTURO, CÓMO CREAR TU PLAN FINANCIERO, ESTO ES LO QUE DEBES SABER SOBRE TU JUBILACIÓN.

Un abrazo!

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Ver más

  • Responsable: Cristina Molina.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad