conceptos elementales den finanzas personales
Finanzas Fáciles

Conceptos Elementales En Finanzas Personales

Conocer los conceptos elementales en finanzas personales te va a ayudar a entender cómo manejarte con ellas. Es fundamental comprender los términos con los que nos movemos para evitar sentirnos perdidos y abandonar ( a la primera de cambio) nuestro empeño de mejorar nuestra economía.

Imagínate que quieres mejorar tu educación emocional y, cuando investigas sobre ello, te encuentras con palabras como asertividad, resiliencia, empatía, narcisismo, competencias… ¿Cómo crees que vas a mejorar tu forma de enfrentar el mundo emocional si ni siquiera entiendes todas estas «palabrejas»? Sería más difícil abordar la situación ¿no?

Ya he escrito extensamente sobre algunos términos, puedes encontrar en el blog artículos concretos sobre: FONDOS DE INVERSIÓN, LA BOLSA DE VALORES, AMORTIZACIÓN ANTICIPADA, AVALES, CAPACIDAD DE ENDEUDAMIENTOTodos ellos de gran utilidad pero más enfocados a una posición más avanzada dentro de la gestión de las finanzas personales.

Si estás empezando desde 0 a organizarte con tu dinero, no viene mal hacer hincapié en los conceptos elementales sin los cuales sería difícil tomar las medidas que necesitas. Por ello te hago entrega de un pequeño diccionario dónde puedas consultar y tener claro qué es cada cosa.

CONCEPTOS ELEMENTALES EN FINANZAS PERSONALES

Teniendo claro estos 8 conceptos relacionados con las finanzas, te puedes centrar en ellos para empezar a poner orden. Son básicos pero importantísimos para progresar en nuestro empeño:

INGRESO:

Es la entrada de dinero, el conjunto de las rentas que se obtienen como resultado del trabajo, inversiones o donaciones: tu sueldo, intereses generados por medio de inversiones o una herencia, serían buenos ejemplos.

Los ingresos pueden ser de dos tipos: fijos, los que se perciben periódicamente ( un sueldo, la pensión, el cobro de una renta), y los variables, que no tienen una periodicidad (horas extras, trabajos esporádicos, donaciones…).

Los ingresos son de vital importancia para nuestras finanzas. Todos necesitamos ingresos, no sólo para vivir, sino para generar riqueza. Saber gestionarlos correctamente es elemental, por eso hay que cuidarlos y tratar de encontrar la forma de aumentarlos.

GASTO:

Un gasto es el uso que le damos a nuestro dinero. Suponen generalmente una disminución de nuestros ingresos, por lo que también hay que ser muy cuidadosos con ellos. La regla general y más lógica es que los gastos deben ser inferiores a los ingresos. Ten en cuenta esto y todo irá bien…

Los gastos pueden ser clasificados en fijos, los que se producen periódicamente, y los variables que no son constantes o continuos en el tiempo.

Lo ideal es mantener los gastos en un nivel bajo.

PRESUPUESTO:

El presupuesto no es otra cosa que un estudio de tus ingresos y gastos con el que organizas tu dinero. Es una magnífica forma de entender lo que te puedes permitir o no según los ingresos que tengas y sin él, el riesgo de caer en el sobregasto es muy elevado. Por eso es fundamental que lo tengas.

El presupuesto consiste en hacer un listado de ingresos (fijos y variables) y otro de gastos. El objetivo es tener claro a dónde va nuestro dinero, cómo y cuánto gastamos para ver en qué estamos fallando o cómo podemos mejorar nuestra gestión. Son sólo unos minutos de tu tiempo que pueden cambiar tus circunstancias financieras.

Realizar un presupuesto cada mes es lo ideal, así monitorizas mejor tus finanzas y tienes más posibilidades de administrar eficientemente tu dinero.

AHORRO:

El ahorro es la parte de tus ingresos que destinas para utilizarlo en el futuro. Es fundamental para cubrir emergencias, garantizar que vas a poder hacer frente a gastos que sabes que se van a producir ( como los estudios) o asegurarte unos ingresos cuando te vayas a jubilar.

Se puede ahorrar a corto, medio o largo plazo dependiendo del objetivo que persigas. Algunos destinos para el ahorro serían: una salida con los amigos ( corto), un viaje para tu periodo vacacional ( medio) o tu retiro del mundo laboral ( largo).

Siempre hay que buscar la forma de ahorrar mes a mes. Crear el hábito del ahorro, yo lo elevo al grado de necesidad para todos y cada uno de nosotros.

Destinar una parte de tus ingresos al ahorro debe ser una prioridad, no tener ahorros es una temeridad.

Más conceptos elementales para tus finanzas personales:

INVERSIÓN:

Una inversión es cuando pones parte de tu dinero a trabajar para ti sin que tú tengas que hacer un esfuerzo físico por ello. Es decir haces que tu dinero genere más dinero.

Existen muchos tipos de inversiones y hay que tener muy claro que todas ellas pueden suponer un riesgo de pérdidas. Se puede invertir a corto, medio y largo plazo. Más tiempo mantengas tus inversiones, más posibilidades tendrás de tener buenos resultados.

Hay que entender dónde y cómo invertir. Te pongo un ejemplo personal: yo no logro entender cómo funciona el mundo de las criptomonedas y como no lo entiendo, no invierto en ese sector. Soy realista con mis limitaciones y me niego a correr un riesgo en este sentido.

Hay otro tipos de inversiones que se pueden adaptar a tu forma de vida o a tus posibilidades. Se trata de estudiarlas y ver cuál o cuáles te convienen.

La inversión es un paso que todos deberíamos dar, no se trata sólo de tener ganancias, sino de que tu dinero no pierda valor. AQUÍ te explico por qué invertir no es una opción, sino una necesidad.

INTERÉS:

El interés lo podemos entender en base a dos supuestos:

  • Cuando pides un crédito. En este caso el interés va a suponer el precio que pagas por ese dinero que has pedido prestado. Si haces una compra a través de tu tarjeta de crédito, y la pagas de forma aplazada, vas a pagar un porcentaje sobre ese gasto en base a un interés previamente pactado.
  • Cuando haces una inversión. Aquí el interés es el porcentaje que recibes en base al dinero que has destinado a aumentar tu capital. Por ejemplo si pones tu dinero en un depósito a plazo fijo, te ofrecen unas ganancias por mantenerlo durante cierto periodo. Esas ganancias son el interés que genera tu inversión.

Te puede interesar: EL INTERÉS COMPUESTO Y SU EFECTO EN TUS FINANZAS

INFLACIÓN:

La inflación es uno de los conceptos elementales más olvidados en las finanzas personales de muchos. Este término hace referencia al coste de la vida. Es el aumento de los precios a lo largo del tiempo y no se suele tener en cuenta a la hora organizar nuestro dinero.

Esta variación de precios hace que el dinero no tenga el mismo valor ahora que hace unos años y por lo tanto tenemos que tenerla en cuenta para ser más eficientes con nuestras acciones financieras.

Cuando tienes en cuenta la inflación, percibes con más claridad que, por ejemplo, invertir es prácticamente una obligación para aquellos que queremos que nuestros ahorros sirvan de algo en un futuro. No, no sirve de mucho mantener tu dinero parado durante años en una cuenta bancaria que no te genere intereses.

RENTABILIDAD:

La rentabilidad hace referencia al beneficio generado por una inversión. Son las ganancias o pérdidas generadas sobre una cantidad invertida.

Es un término que te sirve para valorar cómo ha ido la inversión que has realizado, si ha resultado beneficiosa o no. La rentabilidad es útil (aunque no la única forma) para comparar entre diferentes inversiones que tengas en marcha e ir gestionándolas según más te convenga.

Es un concepto importante de conocer ya que la rentabilidad en sí misma es el propósito de cualquiera que quiera obtener rendimientos a través de las inversiones.

Hay que diferenciar entre la rentabilidad bruta (antes de descontar gastos, impuestos y demás) y la rentabilidad neta ( con el descuento hecho). La información más ajustada que podemos obtener es la neta, ya que los gastos generados por la inversión en sí no forman parte del beneficio.

Con Tus Finanzas Fáciles quiero demostrarte que tener una buena relación con tus finanzas es posible, que todo el mundo tiene la opción de hacer cosas grandes y buenas con su dinero. Por ello es tan importante tener información clara y básica. Aún así, también es importante tomar acción para avanzar, no lo olvides.

Un abrazo!

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Ver más

  • Responsable: Cristina Molina.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad