las finanzas en la pareja
Finanzas Fáciles

Administrar las Finanzas en pareja

Administrar las finanzas en pareja es algo que, según mi propia experiencia, se hace muy necesario para poder avanzar en lo económico.

No quiero decir que es necesario tener pareja para avanzar financieramente, sino que cuando la tienes, es mejor trabajar en simbiosis con ella.

Se trata de un tema muy personal y depende mucho de la educación recibida o lo que hayamos vivido desde pequeñitos en casa (ejemplo parental). Aún así creo que es fundamental hablar de ello y compartir mi experiencia. Espero que te ayude en cierto modo😉.

ADMINISTRAR LAS FINANZAS EN PAREJA: ALGUNAS CONSIDERACIONES

El trabajo en equipo está demostrado que es positivo y muy fructuoso. Facilita mucho la consecución de objetivos y ayuda, además, a crear unas relaciones estrechas y duraderas.

La exposición de ideas diferentes, soluciones a problemas que puedan existir, las aportaciones que cada uno pueda realizar al interés general del equipo, enriquecen.

Digamos que es muy práctico actuar en concordancia con los que te rodean, ya sea a nivel laboral como a nivel personal.

Cuando decides vivir en pareja o tener familia estás creando equipo. El equipo más importante de tu vida, así que, si decides compartir tu vida con una pareja, lo lógico sería administrar las finanzas junto a ella.

Mi visión personal es la siguiente: si no trabajas en equipo con tu pareja en cuanto a las finanzas es que algo no va bien. Creo que si no existe confianza o complicidad para organizar las finanzas con tu compañero/a algo está fallando. Pero esta es mi opinión.

Cuando decides vivir en pareja, se supone que quieres disfrutar y vivir junto a esa persona, que la aprecias y que quieres cosas buenas para ella. Entonces ¿ por qué no tener objetivos financieros comunes?

OBJETIVOS DE COLABORAR JUNTOS

La unión hace la fuerza, frase muy manida pero muy cierta.

Hoy en día, y ante las grandes dificultades, se hace fundamental construir una situación financiera robusta y lo más «segura» posible. Sí, lo entrecomillo porque algo que he aprendido con el paso de los años es que hay muy pocas cosas en esta vida que sean seguras…

Tener objetivos comunes ayuda a trabajar mejor y, al fin y al cabo se trata de eso, de remar juntos en la misma dirección.

Esto es fundamental, que los objetivos sean compartidos. Es evidente que si cada uno desea cosas diferentes, será mucho más difícil la colaboración.

Tampoco se trata de convencer al otro de que haga lo que tú quieras, se trata de hablar y encontrar puntos de encuentro. Si hay que negociar, se negocia.

A parte de tener una finalidad conjunta, ser más fuertes ante los inconvenientes económicos, debería ser otro de los objetivos de administrar las finanzas en pareja. Repito: la unión nos hace más fuertes.

PASOS PARA ADMINISTRAR LAS FINANZAS EN PAREJA

Antes de contarte cuáles son los pasos que considero importantes para gestionar el dinero en pareja, me gustaría hacer hincapié en una idea básica.

Es muy necesario que se den una serie de condiciones con tu compañero/a para poder tener éxito.

La confianza es fundamental, como te puedes imaginar. Y no se trata sólo de confiar en la persona que tienes al lado, sino también en el futuro de la relación.

Me explico, administrar las finanzas en pareja no es algo que se deba hacer desde el día uno de una relación. Hay que dar tiempo a afianzarla justo para que esa confianza tenga fundamento.

Ahora sí te voy a explicar los fundamentos que seguimos para gestionar nuestras finanzas familiares:

HABLAR

Hablamos muy a menudo sobre nuestras finanzas. No es cuestión de hacerlo cada día pero sí frecuentemente.

El dinero es importante para vivir y poder desarrollarte (tú y tu familia) así que consideramos este tema lo suficientemente valioso como para que ocupe una parte considerable de nuestras conversaciones.

Hablamos sobre todo de planificación financiera, de cómo organizarnos con las entradas y salidas de dinero y de los objetivos que queremos conseguir a medio y largo plazo.

Repasamos mes a mes cuánto ingresamos y cuáles son los gastos que están por venir, del objetivo de ahorro y de los posibles errores que hayamos podido cometer.

Cuando mantienes este tipo de conversaciones con tu pareja, estás creando un escenario en el que ambos sabéis perfectamente cómo moveros y lo que tenéis entre manos. Esto no deja lugar a malentendidos, algo muy importante.

FIDELIDAD FINANCIERA

Puede sonar fuera de lugar este término tan directo, pero no lo quiero dejar pasar. No es que tengamos que dar cuentas de todo lo que hacemos con el dinero, sino que ni se nos pasa por la cabeza esconder ciertas acciones.

Existen parejas que ocultan gastos de tarjetas de crédito, préstamos o incluso ahorran a escondidas. Esto nosotros no lo hacemos y es por una sencilla razón, si lo hiciéramos, nos estaríamos boicoteando. Teniendo en cuenta que nuestro esfuerzo debe ir dirigido a los mismos objetivos ¿ qué sentido tendría hacerlo?

La infidelidad financiera daña aún más las economías familiares y sobre todo las relaciones.

CUENTAS BANCARIAS

Nosotros tenemos todas las cuentas compartidas. Las cuentas corrientes, las de ahorro, las de inversión… a excepción de los planes de pensiones, de los cuales somos beneficiarios respectivamente.

La base de esta decisión es el sentido de pareja que tenemos y la confianza entre nosotros: creemos firmemente que todo lo que ingresamos por diferentes fuentes es de toda la familia.

Ambos tenemos acceso a todo y podemos gestionar sin problemas todas las cuentas porque hablamos sobre ello y tenemos muy claro que trabajamos por un bien común, incluyendo objetivos individuales.

Además es mucho más seguro que dos personas sean titulares de las cuentas bancarias que una sola. Se simplifica (y mucho) la operativa financiera. También se promueve así la transparencia en todos nuestros movimientos.

A pesar de lo que pueda sugerir esta forma de llevar las cuentas, tenemos sensación de independencia gracias a la confianza mutua. Si necesitamos comprar algo, no tenemos que dar explicaciones o «pedir permiso».

DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS

Esto se ha convertido en una regla inquebrantable para nosotros. Te explico por qué. Hace años compartimos un negocio que no funcionó como esperábamos. Trabajábamos juntos y nuestros únicos ingresos venían de él.

Aunque no nos arruinamos, no lo pasamos bien, trabajábamos muchas horas y sólo cubríamos gastos. Esto ocurrió durante tres años. Fueron tiempos difíciles que nos dejaron grandes ejemplos de lo que no se debe hacer, uno de ellos: no diversificar los ingresos.

Es muy importante no trabajar o ingresar de un mismo trabajo. Esto aplica también cuando no vives en pareja.

Tener los «huevos en diferentes cestas» te aporta más seguridad y oportunidad de éxito. Si, por ejemplo, tú (o tu pareja) pierdes el trabajo no es el fin del mundo porque sabes que vas a seguir ingresando por otro lado. Tendrás tiempo (y tranquilidad) para encontrar otras formas de ganar dinero.

Esto ayuda mucho a reducir el estrés y en consecuencia a vivir mejor.

VALORACIÓN DE ESFUERZOS

Esto también es muy importante a la hora de administrar las finanzas en pareja. Para no tener la sensación de que uno hace más que otro, hay que ponerse en lugar de tu pareja y valorar el esfuerzo que hace.

No se trata de valorar sólo los ingresos sino de cómo actuamos. Si ganas mucho dinero pero terminas siendo un derrochador incansable de recursos, de poco sirve que tengas buenas ganancias.

Por lo tanto, si lográis mantener a raya ciertas actuaciones perjudiciales para vuestra economía, hay que valorarlo también. Valorar los esfuerzos que hace tu pareja es muy importante para crear un buen clima de trabajo en equipo y confianza.

Esto es porque no siempre se puede aportar económicamente lo mismo, a veces lo haces a través de acciones que no reportan beneficio económico pero sí permiten que ahorres. Esto termina siendo una aportación que hay que tener en cuenta.

LECTURA RELACIONADA: «EL VALOR ECONÓMICO DEL TRABAJO EN EL HOGAR»

Nosotros reconocemos el valor que tienen las actuaciones del otro, pero no por «postureo», sino porque lo sentimos así. Somos muy conscientes de la importancia de esto y los efectos que tiene en nuestro día a día.

ADMINISTRAR LAS FINANZAS EN PAREJA: FINAL

Esta es la dinámica de comportamiento que me funciona al gestionar las finanzas junto a mi pareja. No quiere decir que hayan otros patrones que puedan funcionar, pero en definitiva, la colaboración y la confianza mutua suponen ingredientes fundamentales.

Recuerda siempre que si tienes un equipo, mejor trabajar juntos que cada uno por su lado. Planificar unidos las finanzas familiares da más sentido a la relación y todo resulta mucho más fácil.

Y tú ¿ qué opinas?

Un abrazo!

2 Comentarios

  • Lourdes

    Hola, estoy muy de acuerdo con tu artículo, en primer lugar no entiendo que se hable del dinero que se ingresa en el hogar como «tuyo o mío » creo que implica un alto grado de desconfianza y por otro lado es mucho más eficaz, como tú planteas, compartir ideas , pienso que en la colaboración se obtienen mejores resultados . Un abrazo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Ver más

  • Responsable: Cristina Molina.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad